PREPARA TU PROPIO COLÁGENO EN CASA Y PODRÍAS REJUVENECER TU ROSTRO

A nosotras las mujeres nos encanta vernos hermosas y con una piel reluciente, tanto así que no tengamos necesidad de utilizar más maquillaje pero ese tipo de fantasías se hace realidad en algunas mujeres, tristemente el resto debe gastar grandes fortunas en cremas hidratantes para poder rescatar lo que con el tiempo se ha deteriorado.

Con el tiempo la piel se va deteriorando por la falta de colágeno en el organismo que es la principal propiedad de mantener reluciente la piel tanto así como las de un bebé, también evita que se acelere el proceso de la pérdida de elasticidad y por ende evita el mayor crecimiento de las arrugas y la flacidez.

Sabemos que son costosas las cremas que contienen las propiedades necesarias para mantener tu piel reluciente, pero cerca de ti tienes la solución a todos estos males de la piel y lo mejor es que son completamente naturales generando que sus resultados sean mucho más satisfactorios.

BENEFICIOS DEL ACEITE DE COCO PARA LA PIEL

El aceite de coco combate directamente con la infecciones de la piel gracias a sus propiedades antibióticas y antimicrobianas.

Ayuda a equilibrar el pH de la piel por sus ácidos grasos.

Proporciona suavidad, reestructura celular y resguarda la piel de cualquier agente externo gracias a su ácido láurico.

El aceite de coco es de fácil y rápida absorción ya que penetra en la piel humectando cada una de las capas dérmicas.

Contiene gran cantidad en colágeno lo que resultaría un humectante natural que ayuda a conservar la elasticidad evitando las arrugas y conservando así la juventud.

Si eres de piel sensible no te preocupes que este aceite es perfecto para ti ya que desinflamada y evita la piel irritada.

Este maravilloso aceite es perfecto para combatir cualquier tipo de hongos, desde la soriasis hasta la dermatitis atópica, gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antimicrobianas.

Mantiene tu piel libre de imperfecciones dando una apariencia saludable y joven, gracias a que resguarda tu cutis los daños que pueden causarte los rayos UV que son los principales que aceleran el envejecimiento de la piel.

Un tratamiento maravilloso para rejuvenecer tu piel es mezclando el aceite de coco con el aloe vera, aplícalo en todo tu rostro y deja reposar por 30 minutos o si deseas también puedes dejarlo actuar durante toda la noche, luego enjuaga con agua fría.  Te recomendamos aplicar esta mezcla en las noches ya que por el aloe durante el día puede manchar tu piel.

Si te ha gustado este artículo te invitamos a que lo compartas en todas tus redes sociales para que tus familiares y allegados también se enteren de lo maravilloso que es este aceite.

 

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *